CIERRE MERCADOS

22
Arranque positivo. 

Los globales argentinos mantuvieron un tono firme con subas de entre +1.7% y +2.1%. El precio promedio ponderado se ubicó por encima del umbral de US$ 34 por primera vez en tres semanas y alcanzó su nivel más alto desde el 03 de enero. Puntualmente, el indicador cerró en US$ 34.03 (+US$ 0.55 1D; +US$ 4.10 5D) y se ubica a +13.70% de los mínimos post restructuración registrados el 24 de enero. El mercado celebra un contexto de acuerdo y no de ruptura e incumplimiento con el FMI. Sin embargo, todavía hay un largo camino por recorrer (en cuanto a corrección de desequilibrios). Los dólares financieros hacen una pausa. Tras el desplome del viernes, el CCL (c/GD30) vuelve a retroceder $3.23 hasta $223 (-$3.90 5D; +$19.8 YTD). No obstante, después de meses de emisión monetaria record, las tensiones cambiarias dependerán de cuanto se avance en reducir la asistencia monetaria (proyectada en 1.0% del PBI según detalló Guzmán) y profundizar el financiamiento en el mercado doméstico. La divisa oficial sigue a paso lento. El A3500 cerró en $105.02 el crawling-peg descendió levemente hasta una TNA diaria del 21.85% (vs 23.83% el viernes). En los pesos, los soberanos DL retrocedieron -0.6/-0.4%. Mientras que el tramo largo de la curva CER se mostró más firme con subas de hasta +1.2%. Los títulos más cortos (TX22/T2X2), en cambio, apenas avanzaron +0.3%.

Último día del mes con repunte. 

Números positivos paraWall Street. Dejando atrás un mes extremadamente volátil, los índices estadounidenses lograron cerrar el día con verdes. Tras las palabras del FOMC la semana pasada y, en consecuencia, la creciente tensión en el mercado, el Nasdaq Tecnológico se llevó el mayor repunte avanzando +3.4%. El SPX y el DJIA no se quedaron atrás y exhibieron subas en torno al +1.9% y +1.2%, respectivamente. Sin embargo, no alcanza para borrar las pérdidas acumuladas que dejó el primer mes del año. El Nasdaq cayó más de un -11%. En tanto, el SPX -6.6% y el DJIA -4.6%. ¿La razón? La expectativa de una FED más dura fue el principal driver del mercado con nuevas perspectivas de grandes bancos que ahora estiman hasta cinco aumentos de tasas este año (vs las 3 proyectadas en diciembre). El dólar logró tomar una pausa: el índice DXY retrocedió -0.65% y logró quedar por debajo de los 97 puntos. Mientras tanto, la temporada de ganancias continúa con los balances de las ‘megacaps’ como Google, Amazon y Meta Platforms (ex Facebook) esta semana. Hasta el día de hoy, un 34% de las empresas del S&P 500 ya han publicado ganancias, y el 78% de ellas reportaron cifras por encima de las expectativas del mercado. Finalmente, las tensiones entre Rusia y Ucrania mantienen vivo el impulso alcista del petróleo. El crudo WTI avanzó otros +1.7% y finalizó en U$S 88.3 por barril.